Rutas que deberías hacer en moto ( I )

Llega octubre y con el tiempo que hace podríamos decir que el verano ha terminado. Pero eso no es del todo malo, muchos motoristas prefieren hacer diferentes rutas ahora que no hace un calor sofocante, así que si estáis pensando en pasar unos días fuera y viajar en moto por la península os encantará la entrada de hoy.

Los aficionados de viajar y hacer rutas en moto saben de primera mano que a lomos de nuestra alma gemela se disfruta del viaje el doble, debido a la experiencia de poder observar el paisaje con detenimiento, escucharlo o incluso olerlo.

Estad atentos a estas 3 rutas que os proponemos.

Del Parque Natural Cabo de Gata hasta Granada (280 km aproximadamente):
Comenzamos por la ruta estrella de nuestro país, famosa y reconocida en el mundo entero, una ruta fácil y tranquila. Con inicio en el pueblecito de Níjar y fin en Granada, podemos contemplar la Almería más rural y la Sierra Nevada más oculta, cruzando un desierto y varios kilómetros de playa. También observaremos diferentes pueblos blancos de la Alpujarra, toda una maravilla de ruta ibérica.

http://escapadasromanticas.info/wp-content/uploads/2013/04/cabo-de-gata-faro.jpg



De Tossa de Mar (Costa Brava) hasta Andorra (230 km aproximadamente):

En esta ruta catalana podremos disfrutar de una experiencia placentera y de contrastes ya que viajaremos al lado del mar hasta llegar a la zona montañosa de los Pirineos. Con inicio fresco y dinámico seguiremos las carreteras sinuosas de la Costa Brava catalana hasta Girona dónde nos adentraremos en la zona más volcánica y boscosa de toda la península norte. Hasta llegar a la zona montañosa de los Pirineos, dónde la conducción en alta montaña es todo un gozo para todos los sentidos. Posteriormente cruzaremos la frontera para adentrarnos en el pequeño país vecino, Andorra.

images/news-pics/47_1411923160.jpg

De Morcuera hasta Pedraza por Navafría y alrededores (200 km aproximadamente):

En esta ruta se recomienda ir despacio, muy despacio, cada palmo de la región entre la salida en Soria y la llegada a la zona de Segovia debe verse con calma ya que cada rincón es mágico. El camino es importante pero el destino de Pedraza es increíble pues su pueblo medieval amurallado es un lugar de visita obligatoria, también es obligatorio probar y disfrutar de su famoso cordero.

images/news-pics/47_1411923392.jpg

Seguiremos recopilando magnificas rutas para hacer con los vuestros y vuestra LEONART. ¿Cuales son vuestras favoritas? ¡No dudéis en compartirlas con toda la comunidad del garaje!

La función de los rockers

Después de ver en la última entrada los diferentes incidentes de Hollister, y como consecuencia, la creación del parche del 1% (gente que se encuentra fuera de la ley o no se siente representado con el sistema actual). A partir de la creación de la American Motorcyclist Association, muchos moteros encontraron un punto de unión o de conexión, de ésta manera conocieron a personas con ideales o gustos similares. Así, se fueron creando diferentes círculos y comunidades reducidas de moteros, hasta que empezaron a formarse los primeros clubs estables de personas aficionadas a ésta máquina. La norma de conducta es sencilla: cuando existen grupos parecidos se tiene la necesidad de diferenciarse. En nuestro caso se hace con los colores y los símbolos de los parches.

Por norma general, existe un patrón de significado en los parches y de orden de colocación. Si bien es cierto que cada “Moto Club” tiene sus normas internas, por eso la colocación de los parches y el número de parches es completamente a elección del club. A continuación, os explicamos el patrón estándar de la colocación de los parches. A los parches también se los denomina rockers, los rockers son cuatro. En la parte superior va el nombre del club, un nombre con carácter y potencia y que puede definir más o menos la ideología o la esencia de los integrantes de dicho club. En el centro va el rocker del logo, el símbolo o el dibujo que representa a ese club. En la parte inferior se coloca el rocker con el nombre de la ubicación del club, puede ser una región, un país o incluso una ciudad. Por último y no menos importante, en unos de los laterales del rocker central va una “MC” refiriéndose a que pertenecen a un Moto Club (Club de Motos en inglés) o como hay muchos tipos de club de motos también puede hacer referencia a “Motos Custom”.

images/news-pics/45_1411400042.jpg



Por último también es importante hablar de los colores, ya que muchas veces son los que denotan personalidad, negro y blanco, rojo y amarillo o rojo y negro son algunas combinaciones de los clubes más importantes. Al fin y al cabo, cuando estás a lo lejos y ves un grupo de motos no se ve ninguno de los rockers, tan sólo ves sus colores.

¿Cuáles serían los colores de LEONART si fuera un club de motos? ¿Y los rockers?

Pensaremos en ello. wink

Los altercados en Hollister y el nacimiento del parche 1%.

Si hace unas entradas os habíamos hablado de una película llamada ¡Salvaje! (podéis releer la entrada aquí: http://leonartmotors.c...e=news_comments&newsID=35), dónde analizábamos la que fue una de las primeras películas con el estereotipo de motero macarra. Hoy queremos hablaros del incidente real en el que se inspiraron para rodar el film, el llamado “Altercado de Hollister” dónde se escribió un pedazo de la historia motera.

El altercado de Hollister, quizás es una de las anécdotas más alocadas dentro de la cultura motera. La anécdota se remonta al 4 de julio de 1947 (fiesta nacional en Estados Unidos) dónde en un pequeño y tranquilo pueblo llamado Hollister se había preparado una pequeña concentración de motos y moteros apoyada por la A.M.A (Asociación Americana de Motocicletas). Parecía un plan perfecto, rock and roll, carreras, concursos y cerveza. Hasta que la organización del evento se dio cuenta que no dejaban de llegar asistentes, la fiesta estaba pensada para no más de 1.000 personas pero acabaron superando las 4.000.

La juerga se fue animando y animando, demasiado quizás para los puritanos y tranquilos habitantes de Hollister. La calle principal era una pista de carreras y el lugar ideal para quemar neumático, los bares tuvieron que cerrar antes ya que acabaron con la existencia de cerveza, hubo varios heridos por realizar alocadas proezas encima de su fiel compañera… La fiesta llegó a ser incontrolable para los pocos policías del pueblo, pero nada extremadamente grave en realidad.

El problema llegó al cabo de unos días, cuando los principales titulares de los periódicos más importantes decían: “Estragos en Hollister” o “¡Disturbios! Los motoristas toman una ciudad". Además, la revista Life publicó la siguiente foto, dónde se ve un conductor con una cerveza en cada mano y el suelo lleno de botellines vacíos. La foto no es del todo real ya que el fotógrafo que la tomó, preparó la escena.

images/news-pics/43_1410716663.jpg



A partir de ese momento, la mala imagen de los moteros aumentó y el relaciones públicas de la A.M.A dio una conferencia remarcando que los participantes de los altercados tan sólo representan el 1% de los motoristas americanos.

Seguro que habéis visto en algún que otro chaleco un parche con un 1%, a partir de ese momento y hasta el día de hoy, muchos moteros se lo ponen denotando su inconformidad con la ley o el sistema.

images/news-pics/43_1410716748.gif

En LEONART somos asistentes asiduos a diferentes concentraciones multitudinarias, todas ellas tranquilas, se nos hace impensable que esto pasara hoy en día, y que a la organización se la pueda ir tanto de las manos pero también es cierto que eran otros tiempos. Con los años, se ha ido haciendo más difícil separar los mitos de los hechos que ocurrieron en ese tranquilo pueblo americano. Así que la verdad quedará para aquellos que vivieron ese alocado fin de semana.

La historia de los cascos de motocicleta - Capítulo 2

La semana pasada empezamos la primera parte de uno de los artículos más curiosos que hemos escrito en el blog: la historia y la utilidad de los cascos de moto.

Vimos que en sus inicios tenían una función completamente diferente a la que tienen hoy en día, hablamos sobre la muerte de un personaje histórico muy importante que si hubiera llevado casco hubiera sobrevivido al accidente. Y por último, llegamos a los años 50 iniciándose las primeras patentes en el diseño y la fabricación en serie. La historia continúa y llega la segunda etapa en la evolución de los cascos de moto.

Llegan los alborotados años 60 y tras varias oleadas de desafortunados accidentes con víctimas mortales, se implanta por fin la normalización del uso del casco gracias a la Fundación Snell. De esta manera entraron en el mercado la fibra de vidrio y el recubrimiento de corcho proporcionando así una mayor seguridad y protección alrededor de la cabeza. Pero no fue hasta 1970 cuando se empezó a instaurar la protección facial de la mano de pilotos como por ejemplo Kenny Roberts.

Han pasado 44 años. Estamos en 2014, y el casco no ha cambiado substancialmente en esencia ni se ha rediseñado, es cierto que los materiales se han ido refinando y su ergonomía también ha ido mejorando, pero no ha habido un cambio radical… Hasta ahora.

Estamos muy contentos porque al parecer hemos entrado en una nueva etapa en la historia de los cascos, la etapa tecnológica. La primera marca que ha apostado fuerte ha sido Skully. Además de rediseñar la estética convencional del casco, han incluido un sistema bluetooth, un control por voz, una visera tintada electrónicamente, un GPS y una visión de 180 grados que nos permite ver qué ocurre a nuestras espaldas. ¡ESPECTACULAR!

Aquí tenéis una imagen:
images/news-pics/42_1410111254.jpg



y aquí el vídeo: http://youtu.be/ZdcWd594lRw

Se lanzarán a mediados de 2015 y el precio es de 1500 $. En LEONART estamos seguros que ahora que la veda esta abierta cada vez habrá más implementación tecnológica en este mundo y eso nos gusta mucho..

Aprovechando el cierre, una vez más queremos recordar que desde LEONART pedimos sentido común y que se use el casco siempre, sin excusas.

Por fin la era tecnológica ha llegado al mundo del motor.


La historia de los cascos de motocicleta - Capítulo 1

Normalmente, cuando hablamos de nuestra alma gemela siempre se hace referencia al conductor, a la moto y a un tercer elemento que no se nombra pero es de vital importancia, el casco.

Cabe decir antes de todo, que desde LEONART pedimos sentido común y que se use el casco siempre, todos los pasajeros y en distancias cortas y largas.

Pero, ¿conocéis el origen y la evolución hasta nuestros días de este artilugio que nos puede salvar la vida?

El primer casco, que era de cuero, se fabricó junto a la primera motocicleta en manos de Gottlieb Daimler en 1885. La función del primer casco era muy diferente a la de hoy en día, la moto alcanzaba la friolera velocidad de 18 km/hora, por lo tanto, el casco solamente servía para evitar que los conductores se despeinaran o se ensuciaran el pelo con la contaminación de la ciudad.

No fue hasta el año 1935 dónde el neurocirujano Hugh Cairns se planteó que el uso de un casco reforzado podría sería beneficioso para evitar muertes. Llegó a esta conclusión tras presenciar impotente la muerte de Lawrence de Arabia. Había padecido un accidente mientras montaba su Brought Superior, el Dr. Cairns afirmó que el arqueólogo se habría salvado de haber llevado esa prenda protectora.

images/news-pics/40_1409496593.png



En los años posteriores, las empresas fabricantes de motocicletas competían para lograr fabricar motos más rápidas. Lo que llevó a conducir motos mucho más veloces produciendo que los accidentes mortales se incrementaran de una manera aterradora para todos los conductores de la época. Entonces, en el año 1950 el investigador americano Charles Lombard patentó lo que sería un esbozo inicial del diseño de los cascos que hoy en día utilizamos. Empezaron a fabricarse en serie produciendo así una mejora en los materiales, un exterior ligero pero resistente junto a un interior acolchado.

De esta manera en los años 50 terminaba la primera edad del casco, dónde había pasado de ser algo puramente estético a algo completamente funcional. En otro post hablaremos de la segunda edad de los cascos, dónde explicaremos la diferente evolución tecnológica que han vivido y esbozaremos como serán en un futuro.

Contact us